Categoría: Emilie Alguacil

EMILIE ALGUACIL

Desde muy niña su mayor preocupación fue recoger y darle hogar a todo animal desvalido que encontraba por las calles. Perros, gatos, pájaros… todos eran bien recibidos y debidamente colocados en hogares aptos para cada uno.
Curiosamente, a Emilie no le permitían tener perros en casa así que Brake, el pastor alemán de su vecino, se convirtió en “su” perro. Cada mañana iba a buscarla, se dejaba querer y alimentar, pasaban el día jugando juntos y... por la noche cada uno se iba a su casa. Día tras día...
Poco después, concienciada con la lacra social del abandono y decidida a ayudar, empezó a trabajar en la protectora de Benicarló. Allí descubrió que la gente sin corazón, es capaz de abandonar a un animal por las razones más estúpidas.
Fue entonces cuando además de dejarse la piel en su cometido, pensó que su pasión por lo animales también podía convertirse en un futuro laboral, a medio plazo, adquiriendo los conocimientos adecuados. Se inscribió en su primer curso de adiestramiento y ha seguido formándose continuamente en diversas disciplinas. A día de hoy se dedica al 100% a ello y sigue rescatando a todos los animales en peligro que encuentra. Su casa es hogar de acogida para las protectoras comarcales, saturadas a día de hoy, y colabora con ellas en todo lo preciso.

Cargando

Slider